6. Y por último, ¿qué pasó aquí?

En estas semanas de Tral hubo algunas cosas buenas y algunas no tan buenas. Como decía en otro momento, esto se trata de proposiciones.

Entonces, para cerrar, algunas reflexiones:

1. Uno de los elementos no tan buenos va por el lado del tiempo. Tejer redes no es un asunto de creación espontánea, sino que requiere leer, buscar, hablar, escribir, compartir, estructurar, hacer y guardar.

Y eso lleva una inversión en tiempo que es considerable. Pero, al mismo tiempo, implica un reto para realizar esas acciones de forma eficiente.

2. Personalmente, el gran aporte de Tral fue que me dio la oportunidad de preguntarme y preguntarles cosas por las que antes no cuestionaba.

Me permitió verme a mí mismo y darme la oportunidad, conforme avanzaba, de introducir cambios positivos que ampliaran mis círculos académicos, profesionales y sociales.

En la misma medida, fue la oportunidad de tener algo más de claridad, gracias a los cientos de experiencias de otros participantes, sobre cómo introducir esos cambios. Conocer lo que otros viven es un muy buen referente para seleccionar lo que mejor se aplique en el contexto personal.

3. Estas semanas me permitieron conocer más la forma en la que aprendo y en la que me relaciono profesionalmente, además de tener al alcance de la mano un gran abanico de recursos que me permitan mejorar y aprovechar esas relaciones.

***

De otro lado, en nuestro grupo de trabajo en Colombia estamos hablando de Tral dentro del marco de una discusión académica sobre la cultura digital (si sigue por aquí podrá ver un aporte sobre este tema). Y, también como ejercicio académico, debemos realizar una autoevaluación de estas semanas según la rúbrica del curso.

Dentro de la propuesta evaluativa de Tral había dos grandes dimensiones: el aprovechamiento del curso y la contribución al trabajo del otro.

En la primera parte me autocalifiqué con 4.7, ya que seguí las actividades y de ellas logré conocer modos de uso, herramientas y puntos de vista que considero útiles y aplicables dentro de mi propio proceso. Castigo algunos puntos por no dedicar más tiempo a aprovechar más, pero en general me siento muy bien con la experiencia.

En la segunda parte me asigné una calificación de 4.4. De ahí concluí que sí logré sostener algunas conversaciones sobre temas relevantes de Tral, aportar nuevas referencias, relacionar varias discusiones sobre el mismo tema y hacer preguntas que animaron a otras personas a participar. Pero también debo reconocer algo de pasividad en ciertos momentos.

Hacia adelante queda buscar y encontrar motivos para mantener una actividad más frecuente que pueda aportarme a mí y ayudar, cuando es posible, a otros y, por supuesto, esperar por la segunda temporada de Tral.

Éxitos para todos en el viaje, en ese continuo recorrer el camino, como se propuso al inicio del nivel 6.

Anuncios

Un pensamiento en “6. Y por último, ¿qué pasó aquí?

  1. Tejer redes lleva tiempo, es cierto. Pero no logro verlo como algo negativo de TRAL. Por el contrario, el taller simplemente nos mostró una realidad que algunos ignorábamos. Tejer redes, hecho totalmente inevitable excepto que vivamos en una isla desierta, puede tomarte el mismo tiempo que antes de TRAL, tal cual lo venías haciendo. Y realizando un trabajo dirigido, incluso quizás podrías mejorar tus redes invirtiendo el mismo tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s